Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Crosseyra a la vista(?)
Mar Abr 26, 2016 9:18 pm por Paula Kiryuu

» Soy Nueva: Aqui presento la ficha de mi personaje :3
Lun Ago 17, 2015 5:20 am por Zerochii

» Duda~~~
Vie Jul 31, 2015 2:14 am por Christian Nigthly

» Soy nuevac:
Miér Jul 16, 2014 9:30 am por Valentinadensin

» Después de una larga, muy larga ausencia...
Mar Jul 08, 2014 12:10 pm por Crosseyra Rey

» Petición de Habitaciones
Vie Jun 27, 2014 8:21 am por Yukimaru

» Rey Crosseyra
Dom Jun 22, 2014 7:35 am por Yukimaru

» Normas del Foro - IMPORTANTE LEER
Vie Jun 20, 2014 8:47 am por Crosseyra Rey

» Se busca
Vie Jun 13, 2014 9:26 pm por Christian Nigthly

» Animal Paradise Foro Rol
Jue Mayo 15, 2014 5:44 pm por Sena Mizuchi

¿Alguna duda?, ¿Necesitas ayuda?. Contacta con algún admin o mod dando click a su imagen.
Amaranth Dragón Ball Z
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.
...
Agradecimientos por texturas e imágenes a:
Zerochan
Deviantart

I want your blood

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I want your blood

Mensaje por Makoto Konno el Lun Jun 17, 2013 6:06 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Nombre: Konno Makoto
 
Edad: Real: 150// Aparente: 18
 
Sexo: Mujer.
 
Raza: Vampiro D
 
Clase: Civil
 
Orientación sexual: Heterosexual
 
Descripción física:Lo primero que resalta en Makoto es su larga cabellera, esta es de un intenso color rojizo, liso y desordenado que llega hasta poco más arriba de sus rodillas. Sus ojos son de un color celeste algo chillón aunque por la claridad de estos varía su tonalidad con la luz a tonos grisáceos generalmente en la oscuridad. Sus párpados son amplios y achinados, sus facciones pese a su edad aparente son algo infantiles , labios pequeños, nariz respingada y orejas igualmente pequeñas. Sin embargo su cuerpo es bastante más prominente, sus extremidades son delgadas pero tonificadas, su cintura marcada, glúteos y busto firmes y voluptuosos, su tez de tonos melocotón con pinceladas de rosáceo. Su altura no sobrepasa el metro con setenta centímetros y su peso alcanza los cincuenta y cinco kilogramos. Su vestimenta suele ser elegante, faldas, tonos rosáceos negros y blancos en gran cantidad además de capuchas y chaquetillas al estilo corset.


Imagen:
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Descripción psicológica: Siempre ha sido una chica que se esforzaba para sacar a toda su familia adelante, siempre intentaba trabajar y hacerlo todo por el bien de su familia, para poder cuidar de ella. Se portaba bien con todos, hacía todo lo que podía, y, sobretodo cuidaba a su hermano más pequeño cómo si él fuera su hijo y ella misma su madre, lo que más la alegraba era ver a sus seres queridos felices, eso siempre la hizo sonreír, al menos, delante suyo. Sin embargo, cuando aquel individuo la transformó, a partir de ése momento, toda su vida cambió, ésta misma dio un vuelco que incluso la hizo cambiar a ella... Comenzó a tener cambios de humor demasiado repentinos, se irritaba con bastante facilidad, su paciencia duraba menos, y así, lentamente, se fue convirtiendo en un frío y despiadado ser por dentro y una dulce y amable persona por fuera debido a su trabajo, tenía que simpatizar con la gente aunque no le interesara.


Al principio era una chica demasiado confiada, lo que provocaban que la lastimaran y utilizaran a su gusto, ya que, si alguien lo necesitaba, ella, sin dudarlo, ofrecía su mano para ayudar a quien hiciera falta, incluso si alguien le caía mal [Algo que no solía pasar] haría un esfuerzo y le/la ayudaría sin problema alguno, sin embargo, éste aspecto cambió de ella, ahora no se fía de nadie, siempre anda precavida por si se mueve cualquier sombra para fastidiarla, siempre se mantiene alerta con sus cinco sentidos al máximo, junto a éste comportamiento, va atado el de una persona demasiado precavida y puede que un poco distante y desconfiada ante la gente que acaba de conocer, es correcto el equivocarse, como lo es aprender de los errores, y ella, no volverá a tropezar dos veces con la misma piedra, al menos, no sin intentar evitarlo antes.

Konno también puede resultar muy sarcástica, aunque bueno, de hecho lo es, le encanta la ironía. Ella también es amable, aunque a su justa medida... Ya que a veces puede ser bastante tacaña. Antes no se enojaba con tanta facilidad como actualmente, antes, no era tan gruñona con la gente que a penas conocía, nunca andaba enojada, por cualquier cosa, sonreía, pero ahora las cosas han cambiado y ese nuevo comportamiento ha causado que a bastante gente les imponga demasiado "respeto". También es muy celosa, mucho, si algún chico le agrada o simplemente le atrae, y hay alguna chica que va detrás del mismo, la odiará mucho e incluso es capaz de acabar con su vida. Ella es así, lo que es suyo es suyo, y nadie lo toca, y, si ella avisa pero no la hacen caso... Mejor no saber las consecuencias que puede tener.

También hay un lado, el cual todavía no ha podido sacar a la luz, aunque, no es muy difícil de ver, tiene un toque pervertido y, no durará en utilizar a un chico para satisfacer sus necesidades, esté donde esté, pase lo que pase, aunque sí, todavía no se le ha dado la necesidad por lo que sigue siendo virgen.
 
Gustos y disgustos:  
GUSTOS

 
▪ Fuego
▪ Manzanas
▪ Leer
▪ 'Vintage Style'
▪ Armas blancas
▪ Reptiles
▪ Verano
▪ Escribir canciones
▪ Tocar el piano
▪ Molestar
▪ Nadar
 
DISGUSTOS
 
▪ Hielo
▪ Calamares
▪ Frituras
▪ Que toquen su cabello
▪ Gente insistente
▪ Que le hagan bromas
▪ Correr
▪ Lugares pantanosos
▪ Cosas suaves (peluches)
▪ Oscuridad
▪ La música pesada
 
Empleo: Artista en un cabaret
 
Historia:  Mi nombre es Makoto Konno. No estoy viva. No estoy muerta. Soy un no muerto, un vampiro. Un ser de la noche que recorre el mundo, que se esconde tras las tinieblas de la noche sin final. Mi vida fue corta, morí a los 13 años. Para renacer en la criatura que soy, un ser que ha visto lo que nunca imagino y que ha hecho lo que nunca debió. Mi no muerte ha sido demasiado larga, ya he perdido la cuenta de los años que llevo siendo vampiro. Quizás demasiados, en el camino he perdido a las personas que mas quería, a los lugares que me recordaban algo de mi vida y al tiempo en que me correspondió vivir. He tenido que acostumbrarme a todo. Pero aunque la vida avanza, todo sigue igual. La vida sigue siendo una carrera contra el tiempo que intentamos aprovechar al máximo, pero que no sabemos cuando termina. La muerte es lo único seguro en esta vida, es la meta. La liberación absoluta de todo lo que nos impide vivir en paz: enfermedades, depresiones, desilusiones... Vivir se ha convertido en una lucha sin tregua, despiadada y con daños colaterales. No nos importa a quien destruimos o hacemos daño para conseguir nuestro objetivo. Paradojas de la vida, la no muerte no se diferencia en nada a la vida. La única diferencia es que nuestro horario es distinto todo empieza a la caída del sol y termino a la salida y que nuestra alimentación es a base de ser humano vivo.


Nací un 9 de julio. En nuestra casa reinaba la paz y la tranquilidad, aunque no teníamos mucho dinero nunca faltó un plato de comida en la mesa. Éramos una familia muy unida. Mi padre, era un hombre fuerte, con las manos curtidas por el trabajo duro en su carpintería. Me enseñó a ser una persona recta y trabajadora. Mi mejor recuerdo…su mirada afable y cariñosa, demostrándome lo que me quería. Mi madre, era muy trabajadora y generosa. Además de criar a cinco hijos ayudaba a mi padre siempre que podía. Nunca gozó de buena salud, su último embarazo la dejo muy débil y el parto fue muy complicado. A los tres meses de dar a luz murió. Mi vida familiar se trunco con la muerte de mi madre. Mi abuela paterna se vino a vivir a casa, lo que supuso un gran alivio para mi. Cuando tenía diez años mi abuela murió. Me convertí en la "madre", sobre todo de mi hermano pequeño. Durante toda mi vida y he soportado una fuerte carga sobre mis hombros. Como he dicho antes, tenía cinco hermanos varones:

Mi hermano dos años menor, físicamente se parecía a mi padre. Era muy protector, no le gustaba que ningún hombre se me acercara.

Mis hermanos gemelos, y eran cuatro años menores. Eran los más traviesos y tenían las ideas más locas, aunque a la vez eran los más sinceros.

Mi hermano cinco años menor, el más callado de todos. Era el más fuerte y trabajador, nunca se cansaba. Siempre se podía contar con él.

Y el pequeño era siete años menor. El más enfermizo ya que tenía asma, su debilidad le distanció de mis otros hermanos, algunas veces lo ignoraban.

Siempre tuve una relación cordial con mis hermanos, los quería mucho. Pero el pequeño era especial, con el tenía una relación maternal, era un hijo para mí aunque sólo nos llevábamos siete años.

Él era muy distinto a mis otros hermanos, siempre fue el más inteligente y avispado. No encajaba en una familia tan humilde.

Desde la muerte de mi abuela no aconteció ningún hecho destacable en mi vida. Todos los días eran iguales. Mi padre y mis hermanos trabajaban en la carpintería de sol a sol, mientras yo me encargaba de las tareas domésticas que eran bastantes. Hasta que un día de verano, empezaron a restaurar el viejo caserón situado a las afueras del pueblo. Lo cual era bastante extraño, no había ninguna persona por los contornos que tuviera el dinero suficiente para comprarlo y menos para restaurarlo, llevaba años abandonado. Unos días después se presento en la carpintería el criado del nuevo dueño del caserón. Encargó 20 arcas, sus medidas eran anormales, normalmente median 100 cm y estas median 190 cm. Más que un arca parecía un ataúd. El nuevo dueño del caserón, debía tener mucho dinero el encargo era muy importante. A mi familia nos ha resuelto económicamente el año, no se recibían este tipo de encargos todos los días. Un 23 de septiembre, vi por primera vez al hombre que cambiaría mi vida y mi muerte. El único que había vencido a la muerte, al paso del tiempo. Estábamos a punto de cenar ya era de noche, y llamaron a la puerta. Nunca llamaban a esa hora. Abrí la puerta y ahí estaba él. El hombre más guapo que había visto. Tez blanca, cabellos negros y ojos grises. Iba vestido de manera impecable, en tonos marrones y olía a canela. Era un seductor, admirado por las mujeres y envidiado por los hombres. Se dirigió a mí. Venía a pagar personalmente el encargo de las arcas, ya que era una cantidad importante. Me quede atónita, ¿Qué hacía un hombre como él en un lugar perdido? No encajaba allí, su lugar era una gran ciudad viviendo en una lujoso castillo. Recordé una frase que repetía mi abuela "Sólo vives aquí si has nacido aquí o estas huyendo". ¿De qué huía?, ¿acaso sería un prófugo de la justicia?, ¿un ladrón quizás? Después de pagar a mi padre, realizó un nuevo encargo de una mesa de salón. Se despidió cordialmente y salió. Fui a cerrar la puerta, él iba caminando lentamente por el camino de salida de casa. Me quede mirándolo fijamente, y de repente se dio la vuelta. Sentí su mirada fija en mí. Nunca nadie me había mirado así, aunque su mirada era triste sus ojos dejaron una promesa en el aire. Estaba segura que lo volvería a ver. ¿Qué quería ese hombre de mí? Pasaron dos semanas y no lo volví a verlo. Me quedaba mirando fijamente al caserón y multitud de preguntas se agolpaban en mi mente. ¿Por qué un hombre vivía solo en una casa enorme? ¿Por qué no se le veía nunca? ¿Estaría enfermo? ¿Se escondía de alguien?.


Una madrugada, ocurrió un hecho inesperado y sorprendente. Oí entre sueños la puerta del establo dando portazos, me levante sobresaltada y baje para cerrarla. Entré en el establo para comprobar que los animales no se habían escapado. Todo estaba normal, así que cerraría la puerta y me volvería a la cama. Pero cual fue mi sorpresa que al salir del establo allí estaba él. El corazón se me iba a salir del pecho. ¿Qué estaba haciendo ese hombre allí a esas horas? "Lo siento señorita, no era mi intención asustarla. No podía dormir y he salido a dar un paseo, he oído la puerta y la iba a cerrar cuando usted apareció". Nunca olvidaré esas palabras, ese hombre hablaba diferente, miraba diferente, en definitiva era diferente. Emanaba sexualidad y magnetismo. Me miraba directamente a los ojos, ni una vez miro a mi camisón. Me hacía sentirme cómoda, aunque no era correcto que un hombre y una mujer estuvieran solos en esa situación. Me ofreció trabajo, una criada se había despedido y su mayordomo no daba a basto para limpiar y cocinar. A la mañana siguiente iría a casa su mayordomo para hablar con mi padre, me pidió que pensara la respuesta. Después se fue. No le conté a nadie lo ocurrido. 


A la mañana siguiente se presentó en casa su mayordomo, habló con mi padre que no opuso impedimento alguno. El dinero nunca viene mal. Esa tarde iría por primera vez al caserón. El mayordomo me recogería y me llevaría de vuelta a casa. Estaba emocionada y nerviosa. Esa decisión cambiaría el rumbo de nuestras vidas. Íbamos directos a la boca del vampiro. Cuando entré en el viejo caserón un escalofrío recorrió mi cuerpo, advirtiéndome de que era mejor huir que entrar. Estuve a punto de correr, pero la curiosidad pudo más y con pasos lentos me adentré en la trampa. Su casa era tan misteriosa como él. Todas las ventas estaban cerradas a cal y canto, y las cortinas eran de colores oscuros. Ningún rayo de sol traspasaba ningún rincón del viejo caserón. Todo era austeridad, lo único que me llamaba la atención era el cuadro situado encima de la chimenea. En el aparecía una mujer muy guapa, de unos 30 años, su mirada era triste, perdida. En su cuello colgaba una enorme joya con una forma extraña y en el centro una esmeralda que hacia juego con sus ojos verdes. El mayordomo me prohibió la entrada a los aposentos personales de su señor, ya que esa era su tarea y al sótano. Al principio me extrañé, pero después pensé que era mejor, él me incomodaba de cierta manera y el sótano era un lugar bastante lúgubre. 

Él era especial conmigo, atento y educado. Todos los días se presentaba en algunas de las habitaciones que estaba arreglando y charlaba de manera animada conmigo, durante muy poco tiempo. Digamos que todo era prácticamente normal hasta que un día él me pidió que me sentara para hablar con tranquilidad y ya nunca más volví a limpiar en el caserón. En ese momento nuestra relación paso de ser criada a señor, a ser iguales. La confianza era fundamental. Yo tenía que aceptar su proposición. Nunca me había enamorado. No había sentido las mariposas en el estómago, y todas esas cosas que se suelen decir cuando se está enamorado. Había tenido varios pretendientes, pero ninguno de ellos me convencía del todo. Y mi padre y mis hermanos me necesitaban a su lado. Estaba siendo cortejada por un hombre muy distinto a mi, en la clase social, en el nivel cultural y sobre todo en el nivel económico. Y sin olvidar que no sabia nada de él. Hablábamos mucho, pero él siempre giraba la conversación sobre mi. ¿Que quería en la vida? ¿Si quería tener hijos? ¿Qué me asustaba?... Así que él me conocía perfectamente, era transparente para él. Yo en cambio no sabia nada de él. El día 20 de octubre me reveló su gran secreto, era un vampiro. Él daba la oportunidad de vencer a la muerte, de ver la vida desde el otro lado, el de la eternidad. Me contó que los vampiros se alimentan de sangre, preferentemente humana ya que estas tiene más vitaminas y proteínas, aunque también se puede alimentar de sangre de animales. Hay varias formas de alimentarse, depende del vampiro y sus hábitos.

1.- Beber lo justo para dejar al humano con vida, lo cual se aprende con la experiencia. La persona sigue con vida, solo sufrirá un ligero desvanecimiento y quizá necesite una transfusión.

2.- Beber toda la sangre del humano, lo que provocará la muerte inmediata. El humano muere sin convertirse en vampiro.

3.-Beber toda la sangre del humano y al final dar al humano a probar la propia sangre del vampiro. El humano morirá, pero renacerá el ser de la noche que podrá vivir eternamente.

También que la principal regla del vampiro es pasar desapercibido, debe ajustarse a la época en la que le toque vivir, a la ciudad, y lo más importante debe aprender a subsistir por sí solo, sin ayuda de nadie. El vampiro debe ser ave solitaria. Conociendo lo anterior él me pregunto si podía morderme, no me haría daño ni me convertiría era para que comprobara que no me dolería. Acepté, me sentí excitada, era como una unión perfecta entre dos seres que se necesitan para vivir. Él me daba la oportunidad de elegir mi destino, de seguir siendo humana o convertirme en un ser de las tinieblas de la noche eterna.
 
Se acercó a mi de manera lenta y decidida, sí, me abrazó por la cintura con cierta fuerza, acercándome más a él, notaba su cuerpo pegado al mío, una sensación relajante y, aunque siendo el contrario un vampiro, fría, sí, se sentía frío. Apartó mi cabello con la mano derecha y lo hizo hacia atrás. Notaba su aliento golpear con mi cuello, me aferré a él, por una parte sentía miedo, pero, a la vez mi adrenalina subió e hizo que mi corazón se acelerara y comenzara a sentir como la temperatura de mi cuerpo iba subiendo a mesura que iban pasando los segundos. Cerré los párpados esperando sus colmillos y, no tardó, no tardó en absoluto, a los pocos segundos noté como aquellos afilados dientes atravesaban mi piel, él comenzó a absorber mi sangre. Me sentí tan y tan débil a medida que iban pasando los segundos en los que él tenía sus colmillos dentro de mi cuerpo... Noté un fuerte dolor en mi corazón, comencé a sentir frío, mucho frío, pareciera la misma sensación que había cuando había un fantasma cerca, a los pocos segundos, me desmayé y caí al suelo.
 
No sé cuánto tiempo permanecí dormida, sólo sé que desperté en uno de los aposentos de aquel señor, sin embargo, me sentía distinta, mi cuerpo estaba frío, me levanté de la cama y me dirigí a un espejo para poder observar las marcas de los colmillos, sin embargo, no estaban, me extrañé, y luego me fijé en todo mi cuerpo, mis ojos eran rojos, no sabía por qué, siempre habían sido ese azul chillón, mi cabello se tornó aún más rojizo de lo normal, y en mi mandíbula, aquellos pequeños y medio redondeados colmillos que tenía, se hicieron largos y muy afilados. Pasé mi lengua por éstos, parecían bien cortantes. Tal parecía ser que había dormido durante muchos años, debido a que cuando fui a mi casa no había nadie, absolutamente nadie. A los pocos días me enteré de que tenía sobrinos, tal parecía que mi familia, tras mi propia desaparición, siguieron con sus vidas.
 
Yo me quedé viviendo con ése hombre, hasta que, cómo por arte de magia, desapareció, me quedé sola en aquella mansión, sin embargo, me dejó una muy alta cantidad de dinero, la cual no rechacé, me sería de mucha ayuda, sin embargo, nunca me había aprovechado de las personas, así que ese dinero lo mantendría ahí por si en algún momento lo necesitaba, así que no tuve otro remedio que buscarme un trabajo, el trabajo en el que estoy ahora, de artista en un cabaret. Con el paso de los días, empezaban a gustarme cosas que antes no me resultaban ni siquiera atrayentes, como viene a ser el alcohol, el tabaco, y algo totalmente necesario, la sangre, para mi suerte, aquel señor me había enseñado a "cazar" el tiempo en el que estuve viviendo con él. Sin embargo, sé que mi vida ya no es la misma, soy consciente de ello, por lo que, no tardé en coger el dinero que aquel hombre me dio, junto a lo que yo tenía ahorrado y me mudé, ahora, mi región, mi hogar, se encontraba muy lejos, en una ciudad donde corrían rumores de haber muchos más vampiros.


Habilidad


:♦♦ Manipulación del oxígeno: Habilidad para controlar oxígeno. También esta habilidad permite oxidar los metales o bajar los nivelesde oxígeno de alrededor de alguien, es decir, se puede oxidar todo o simplemente controlar el oxigeno para beneficio propio, no sirve para controlar el elemento de agua en tal caso solo volverlo gaseoso y tampoco controlar el fuego, en tal caso solo apagarlo, este tipo de poder se requiere bastante energía para ser utilizado.

  
Otros datos y peculiaridades: 
▪ Le teme a la oscuridad y a los espacios cerrados, son su fobia.

▪ Tiene la manía de morder su labio inferior hasta desprender trozos de piel cuando está nerviosa

▪ Cuando miente juega con su cabello constantemente.

▪Le gusta estar al aire libre y dibujar, esto lo considera un hobbie igual que tocar el piano.

▪ En su pecho, en el seno izquierdo tiene un tatuaje de una mariposa tribal algo pequeño , aunque no le gusta mostrarlo demasiado.
-Por el cambio que sufrió en su transformación, es bipolar
 
----
 
Nombre del anime/manga/videojuego:Highschool DxD
 

Nombre del personaje original: Rias Gremory

"En el día, nuestros vampiros no brillan". 
avatar
Makoto Konno
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 15/06/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: I want your blood

Mensaje por Yukimaru el Mar Jul 09, 2013 1:46 am

Bueno, considerando la simpleza de sus poderes, puedo decir que es una ficha aceptada.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"Cada vez que alguien rompe una regla, un cachorrito muere."
avatar
Yukimaru
Sangre pura
Sangre pura

Cantidad de envíos : 317
Edad : 29
Fecha de inscripción : 06/02/2012

http://vampire-knight.top-forum.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.