Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Crosseyra a la vista(?)
Mar Abr 26, 2016 9:18 pm por Paula Kiryuu

» Soy Nueva: Aqui presento la ficha de mi personaje :3
Lun Ago 17, 2015 5:20 am por Zerochii

» Duda~~~
Vie Jul 31, 2015 2:14 am por Christian Nigthly

» Soy nuevac:
Miér Jul 16, 2014 9:30 am por Valentinadensin

» Después de una larga, muy larga ausencia...
Mar Jul 08, 2014 12:10 pm por Crosseyra Rey

» Petición de Habitaciones
Vie Jun 27, 2014 8:21 am por Yukimaru

» Rey Crosseyra
Dom Jun 22, 2014 7:35 am por Yukimaru

» Normas del Foro - IMPORTANTE LEER
Vie Jun 20, 2014 8:47 am por Crosseyra Rey

» Se busca
Vie Jun 13, 2014 9:26 pm por Christian Nigthly

» Animal Paradise Foro Rol
Jue Mayo 15, 2014 5:44 pm por Sena Mizuchi

¿Alguna duda?, ¿Necesitas ayuda?. Contacta con algún admin o mod dando click a su imagen.
Amaranth Dragón Ball Z
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.
...
Agradecimientos por texturas e imágenes a:
Zerochan
Deviantart

Usagi Senritsu [ACEPTADA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Usagi Senritsu [ACEPTADA]

Mensaje por Usagi Senritsu el Mar Ene 08, 2013 8:38 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Nombre: Senritsu Usagi

Edad: 17

Sexo: Mujer

Raza: Humano

Clase: Del Sol

Orientación sexual: Heterosexual


Descripción física:
Es difícil… realmente complicado. Usagi es una persona exótica, extraña, que llama la atención allá donde vaya. Pero no principalmente por su apariencia física.

Bueno, vayamos por puntos. Como siempre, comencemos por su altura. Mide 1,67. Estatura que se ve aumentada por los pequeños tacones de sus omnipresentes botas marrones. Piel clara, algo bronceada en verano, pero nunca lo suficiente. Piernas largas, fuertes y enérgicas, a la vez torneadas, aunque ligeramente delgadas, y de bello aspecto, pocas veces visible por sus faldas largas (que suelen llegarle por debajo de la rodilla). Sus caderas son anchas, un rasgo que particularmente no le agrada mucho porque las considera exageradas. Sin embargo, esta cualidad acentúa la fineza de su cintura, algo que le da un aspecto mucho más femenino. Su pecho es del tamaño más normal. Sus brazos tienen una complexión firme, capaces de realizar tanto movimientos delicados como gestos rápidos y enérgicos. Cabello pelirrojo, con una curiosa tonalidad burdeos; largo y algo rizado, suele llevarlo recogido parcialmente en una coleta alta. El resto del cabello, lo deja suelto a su aire. El ‘look’ que lleva, podría denominarse como ‘descuidado y bellamente informal’.

El rasgo más fuerte que posee son sus ojos violetas. Enérgicos, suelen transmitir sus emociones mucho mejor que sus palabras. Son algo rasgados, su herencia materna, al igual que su color es idéntico al de ella. Con la única diferencia de que en el interior de los ojos de Usagi, siempre hay un trasfondo desafiante, retador y rebelde.

No le gusta el uniforme de la academia, por lo que en cuanto acaban las clases, se cambia y se pone su 'uniforme' tradicional. Su estilo de ropa es llamativo, está algo 'chapada a la antigua', por lo que le gustan los vestidos, aunque no demasiado largos. Normalmente usa faldas de cintura y en invierno, guantes blancos.

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Descripción Psicológica:
Fuerte, con aura de seguridad. Retadora, rebelde y fría. Esos serían los primeros adjetivos que mejor definirían a la pelirroja.

No da su confianza con toda facilidad, sino que es una persona particularmente difícil de tratar. Parece estar siempre enfurruñada o borde, con el ceño usualmente fruncido y respuestas secas y rasgadas. Eso no significa que odie a la humanidad; no, es simplemente que ella es dura. Las circunstancias le han obligado a serlo.

Es enérgica, valiente, incluso imprudente. Es de esas personas que se lanzan al peligro con la cara descubierta, si sienten que tienen que hacerlo. Impulsiva, a menudo habla antes de pensar lo que está diciendo, para después cargar con las consecuencias de sus actos. No es buena con las relaciones sociales, su impaciencia es grande pese a los esfuerzos que hace por intentar controlarla. Tiene una característica base, y es que espeta las verdades a la cara, aunque duelan. Ya sea que alguien está siendo cruel, malcarado, soberbio… y si alguien le replica diciéndole sus fallos, no la enfadará: ella sabe y conoce perfectamente sus defectos, pero no por ello piensa cambiarlos. Si alguien logra llegar hasta su cerrado interior, puede descubrir que ella sólo busca que le acepten como es, o más bien no entabla amistad con nadie que la considere odiosa. No se hace ilusiones con nada, nunca pilla las indirectas debido a que para ella es mucho más normal que la insulten a que la alaben. Tiene muy claras sus ideas y sus posibilidades, si bien a veces se sobre esfuerza al exigirse a sí misma más de lo que puede dar. Pero esa es su forma de ser: temeraria y arriesgada.

Pero como se explicó anteriormente, si alguien logra atravesar su ‘coraza’, se llevan una sorpresa: Usagi no es ni mucho menos tan seca y amargada como se la suele ver. En el fondo, es tímida, pero se refugia bajo su seriedad y su aparente enfado. Es demasiado protectora, si tiene un amigo hará lo que sea por ayudarlo. Jamás abandona su ‘aspecto de madre’ al proteger de una forma peculiar a la gente que necesita ayuda, a menudo dando coces para que salgan del problema por pura ira hacia ella.

Con sus amistades y familia, sigue siendo algo cortante y de respuestas que sorprenden, pero también es amable, generosa e incluso puede llegar a ser dulce. Pero esa faceta de su ser, hasta el momento, sólo la han visto su madre y su tía…

Gustos y disgustos:

☆ Charlar, aunque no lo parezca.

☆ Estudiar, normalmente no necesita mucho tiempo para hacerlo.

☆ La soledad, de vez en cuando.

☆ Comprobar que su espada está bien cuidada.

☆ Ver fotografías que creía olvidadas.

☆ Las galletitas saladas.

☆ Cocinar, no lo hace mal.

☆ La mitología, sobre todo la griega es la que más le entusiasma.
____________________________________________________________________________
★ La gente soberbia y malhumorada.

★ Los que se creen que con el dinero se compra todo.

★ Las falsas apariencias.

★ La hipocresía, la mentira.

★ No salir en un tiempo de un espacio muy cerrado, o lleno de gente. Le da dolor de cabeza.

★ Las cosas dulces, le resultan empalagosas. Sólo toma, de vez en cuando, chocolate. Prefiere las cosas saladas, las picantes o las amargas.

★ Tiene un gran respeto por todas las religiones, es cristiana, pero no suele ir demasiado a la iglesia. Prefiere 'practicar el bien', en vez de ir a aparentar en misa.

★ Odia profundamente que interrumpan a alguien mientras habla, o que la interrumpan a ella. Nunca lo hace, salvo cuando está totalmente convencida de que el hablante está diciendo las cosas fatal, o está insultando a alguien que no se lo merece. Tiene mucha educación.

Durso: Secundaria Alta 1ero

Historia:

Usagi nació en una familia de clase alta, realmente rica, en el norte de Inglaterra. De pequeña, no le faltó de nada, pues su padre, en colaboración con su madre, poseía un rico imperio en la compra-venta de metales, por lo que creció siendo una niña mimada y egoísta. A los cinco años, ya tenía un concepto muy claro de su posición en la clase alta, y le tenían permitido el que insultara a los sirvientes si tardaban en cumplir sus deseos. Su padre se lo consentía todo, mientras que su madre sólo podía mirarlo con desaprobación y tristeza. La pequeña pelirroja consideraba a su padre como alguien muy especial, con el cual se sentaba junto a la ventana y él le contaba cómo había pasado el día, lleno de trabajo y discutiendo con todo el mundo. Él, Alphonse Auttemberg, era la persona que Usagi más respetaba en el mundo. Su madre, por el contrario, era para la niña una mujer débil, callada y que nunca rechistaba a lo que decía su marido. Usagi, que amaba discutir, no lograba entender por qué Himari, la mujer que le había dado a luz, era tan conformista.

Usagi nunca llegó a imaginarse lo muy diferentes que eran sus padres.

Un día, al levantarse, la niña escuchó una discusión entre sus padres. Se asomó a la puerta, y vio con asombro y miedo que su padre, perdiendo los nervios, abofeteaba a su madre, y, al caer ésta al suelo, le daba patadas sin contemplaciones. Escondida detrás de la puerta, Usagi no podía dar crédito a lo que veían sus ojos. ¿Por qué su padre reía y daba semejante paliza a su madre, que se retorcía de dolor en el suelo?

La niña, asustada, corrió hacia Himari, tirándose a su lado para que su amado padre dejase de golpearla. Estaba ella allí, Usagi, la 'niña de sus ojos', su alegría, la personita con la cual hablaba todas las tardes y con la que se reía de los apuros de sus empleados.

Entonces, se dio cuenta de que su padre había bebido, por su olor y su equilibrio tambaleante. Sin embargo, el hombre no dejó de dar patadas cuando la niña se abrazó a su madre, con lo que Usagi, situada sobre el regazo de su madre, recibió todos los golpes dirigidos hacia Himari. Chilló hasta que se quedó ronca, aterrorizada y notando cómo a la vez que le surgían cardenales, su imagen perfecta del hombre que estaba pegándola se rompía tan rápido como sus sueños. Pero su padre no paró, hasta que, finalmente, cayó de espaldas por el efecto del alcohol unos minutos después.

Su madre se reanimó al cabo de una hora aproximada, tiempo que para la niña fue eterno. Consoló a la pequeña, que sollozaba histéricamente, y miró con ira y angustia el moratón en su ojo derecho, y las numerosas contusiones que tenía Usagi... hasta había surgido una luxación en el hueso de su rodilla. Decidida, recolocó el hueso de la pequeña y, tal y como estaba, con el vestido algo desgarrado y la cara amoratada, tomó a la niña de la mano, hizo un pequeño equipaje, y antes de que Alphonse despertase, escapó de la casa, huyendo a ver a su hermana en Bath. Una vez allí, con todo el coraje y el esfuerzo que pudo, se divorció, y trabajó durante muchos años, para sacar adelante a su hija, y pagar el alquiler a su hermana, pese a las protestas de ésta. Usagi, en ese tiempo, fue recuperándose poco a poco, tanto física como psicológicamente, y su visión de la realidad cambió drásticamente.

Himari recuperó su apellido anterior, Senritsu, e hizo con una cadena de hostelerías, logrando convertirse en la máxima mandataria, y con la ayuda de su hermana recaudó tal fortuna que pudo pagar totalmente la compra de una casa algo más grande, donde se trasladó con su hermana y su hija, dejando la otra casa en alquiler (algo que le reportó buenos beneficios). De modo, que en aquella nueva familia no se volvió a pasar hambre. Es más, llegaron a una posición social aceptable, por no decir bastante buena.

Pasaron varios años. Usagi había cambiado mucho, ya no era la niña egocéntrica de antaño, sino una joven de diecisiete años madura y seria. Había estudiado bien, gracias a los conocimientos de su tía, que era maestra. Era educada, correcta, trabajadora, casi perfecta. Casi, porque todavía tenía el odio y la venganza hacia su padre dentro de sí. Pero, ¿quién no lo tendría de haberse visto engañada durante toda su vida por un farsante? Porque aquella ocasión no había sido la única en la cual Alphonse Auttemberg había bebido, ni la primera en la cual había maltratado a su esposa. Existieron otras muchas veces, palabras y golpes que lentamente fueron haciendo que Himari se volviese una mujer frágil y aterrada. Hasta que él agredió a su propia hija. Usagi, al descubrir aquello, quedó tan consternada como resuelta a cambiar.

Pero la fatalidad llegó. Su madre cayó presa de unas altas fiebres, y su tía, al verse en la imposibilidad de cuidarla como era debido y a la vez ayudar a su hermana en el negocio, debatió con Usagi si ella querría ir a un colegio internado. Los padres de las dos hermanas vivían en Japón, con la familia de la esposa (la abuela de Usagi), y no podían hacerse cargo de ella. La joven vio los pros y los contras, y, pese al dolor, decidió apartarse de la vida de aquella casa, pues así su tía podría cuidar mejor de su madre. Sus palabras fueron sabias y firmes, pese a que por dentro estuviese asustada.

Así, su tía se convirtió en la secretaria de su madre, haciendo por ella todos los trabajos que requerían irse a determinados lugares, dejándole a ella la administración del negocio, en su casa.
Usagi marchó al colegio el mismo año que cumplió dieciséis. Pero juró interiormente que no volvería a confiar en nadie de primeras. No volvería a ser tan tonta. Nunca. Hizo el examen, sacando unas calificaciones excelentes, y además, pagando casi lo mismo que si fuese de clase alta, por lo que estaba entre la clase alta del colegio, y la media. Pese a todo, se prometió que no confiaría en nadie por muy simpático o rico que fuera, si no tenía la certeza de que era una buena persona. Así transcurrió su primer año, en el cual apenas conoció a algunas personas y en el cual logró un puesto en un trabajo decente, donde ganaba dinero y lo enviaba a su familia. Usagi, por primera vez en su vida, empezaba a sentirse útil.


Otros datos y peculiaridades: Siempre lleva atada a su espalda su espada, esté en clase o no. Es ya una costumbre, se lo permiten debido a su pasado familiar. Y oculta, con mucho celo, que además de estudiar, trabaja en un restaurante como camarera. Habla tres idiomas: Inglés (su idioma materno y paterno); Japonés (de pequeña tomó clases, por su familia materna), y 'chapurrea' Español (el idioma de su tía); Tiene un inicio de diabetes, con lo cual, necesita tomar de vez en cuando algunas pastillas, pero no es nada no controlable. Solo que de vez en cuando tiene bajadas de azúcar, y si no las controla a tiempo, pude incluso caer en coma.
Trabaja de camarera.
----

“En el día, nuestros vampiros no brillan"

Nombre del anime/manga/videojuego: 11 eyes

Nombre del personaje original:Kusakabe Misuzu


Última edición por Usagi Senritsu el Dom Feb 03, 2013 9:56 am, editado 1 vez
avatar
Usagi Senritsu
Humano
Humano

Cantidad de envíos : 42
Edad : 19
Fecha de inscripción : 13/01/2012

http://akumasekaii.forosactivos.net/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Usagi Senritsu [ACEPTADA]

Mensaje por Dino Herondale el Mar Ene 08, 2013 8:50 am

Aceptada~ espera por tu color :)
avatar
Dino Herondale
Cazador
Cazador

Cantidad de envíos : 331
Edad : 22
Materia : Historia, Ciencias Sociales e inglés.
Empleo : Gigolo (?) mentira, Inquisidor :D
Fecha de inscripción : 19/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.