Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Crosseyra a la vista(?)
Mar Abr 26, 2016 9:18 pm por Paula Kiryuu

» Soy Nueva: Aqui presento la ficha de mi personaje :3
Lun Ago 17, 2015 5:20 am por Zerochii

» Duda~~~
Vie Jul 31, 2015 2:14 am por Christian Nigthly

» Soy nuevac:
Miér Jul 16, 2014 9:30 am por Valentinadensin

» Después de una larga, muy larga ausencia...
Mar Jul 08, 2014 12:10 pm por Crosseyra Rey

» Petición de Habitaciones
Vie Jun 27, 2014 8:21 am por Yukimaru

» Rey Crosseyra
Dom Jun 22, 2014 7:35 am por Yukimaru

» Normas del Foro - IMPORTANTE LEER
Vie Jun 20, 2014 8:47 am por Crosseyra Rey

» Se busca
Vie Jun 13, 2014 9:26 pm por Christian Nigthly

» Animal Paradise Foro Rol
Jue Mayo 15, 2014 5:44 pm por Sena Mizuchi

¿Alguna duda?, ¿Necesitas ayuda?. Contacta con algún admin o mod dando click a su imagen.
Amaranth Dragón Ball Z
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.
...
Agradecimientos por texturas e imágenes a:
Zerochan
Deviantart

Solara Blackthorn [ACEPTADA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Solara Blackthorn [ACEPTADA]

Mensaje por Solara Blackthorn el Lun Oct 22, 2012 6:26 am




Solara E. Blackthorn A.




Inf. Básica

Nombre: Solara
Segundo Nombre: Ekaterina -Katja-
Apellidos: Blackthorn Arlovskaiya
Fecha de Nacimiento: 29/02 (Nació un año bisiesto)
Edad Real: 140 años
Edad Aparente: 25 años
Edad Mental: Dudosa (?)
Género: Femenino.
Orientación Sexual: Bisexual
Raza: Vampiro
Clase: Nivel D
Nacionalidad: Rusa (Según ella)
Apodos: Sol, Lara, Katja, Katia.
Bonus

Gustos

-Las bebidas alcohólicas.
-La sangre.
-La droga.
-La corrupción moral.
-Las sociedades estamentales.
-El poder.
-La lujuria.
-La avaricia.
-La ira.
-Los juegos de azar.
-Los locales nocturnos.
-El desenfreno y la concupiscencia.
-Hacer de las suyas.
-Consentir sus caprichos.
-La locura.
-Divertirse.
-Su cabello.

Disgustos

-Aburrirse.
-No salirse con la suya.
-Que intenten tomarle el pelo.
-Ser demasiado lógica.
-Fallar.
-Recordar lo poco o nada que es.
-Que le mencionen algún defecto propio.
-Mirarse el flequillo.
-Verse al espejo.
-Perder el tiempo.
-Los números y las matemáticas.

Empleo/Ocupación

Profesora de Humanidades (Está capacitada –supuestamente- para impartir cualquier asignatura relacionada con el humanismo, también conocidas como “ciencias blandas” ) Imparte clases a todos los cursos y también hace tutorías privadas. (Si es que le conviene hacerlas más “privadas”)

Otros Datos

-Ninguna joya, en particular. Tiene tantas que no sabe cual hacer su emblemática.
-Un pequeño tatuaje con forma de pica bajo el seno derecho.
-Es americana de nacionalidad real, pero ella se dice rusa. De todas formas, tiene la doble nacionalidad ruso americana.
-Es miembro activo del Consejo de Vampiros por pura diversión, pues le importa muy poco lo que hablen allí.
-Establece relaciones de negocios con los cazadores, sea como Asociación general o con particulares.
-Cuando oficia como gerente de A&H Inc. suele hacerlo bajo el nombre de Ekaterina “Katja” Arlovskaiya.
-Blackthorn: espina negra en inglés, literalmente. Irónico, porque Sol es demasiado blanca.
-Diagnosticada con albinismo por ella misma cuando la enfermedad fue descubierta y bautizada. Certificado por un médico que le compraba droga y le hizo los estudios apartando las mutaciones de genoma característicos de un vampiro.


Registro

Anime/Manga/Juego
Jormungand
Personaje Original
Koko Hekmatyar



Descripción Física
¿Para qué describir algo que no necesita ser descrito? Solara es una mujer con dos brazos, dos piernas izquierdas, una cabeza… ¿Dejé algo fuera? Nos encontramos en presencia de una albina de estatura media que mide alrededor del metro setenta aproximado, sin ser exacto. Ninguna maravilla de cuerpo, es delgada, aunque el término “flojucha” le quedaría mejor. El rasgo más destacable de las imaginarias curvas de su cuerpo es su busto muy desarrollado y pronunciado. Si digo imaginarias curvas es porque ella, al mirarse, no las ve; es por eso que tiende a usar ropa muy ajustada, para dar la ilusión de que su cuerpo posee una curva que no sea la de su nariz. Tiene piel de alabastro pálido de pies a cabeza, no hay ni un –en serio que ni uno– sólo sitio en su cuerpo donde su piel sea más oscura o más clara. Es tan pálida que su palidez llega a ser uniforme. No tiene pies pequeños, como se esperaría de una mujer, y tampoco tiene dedos redondos y bonitos: son, al contrario, huesudos como una gárgola y de uñas largas. De lo único que Sol podría hacer presunción sería de lo bien cuidadas que están sus uñas y ya, paramos de contar.

O tal vez… sí, démosle un plus con el cabello. A ella le gusta. Su larga y espesa cabellera, conformada por finas y sedosas hebras blanco nieve, le llegan casi al comienzo de los muslos. Por suerte, no tiene las puntas florecidas y ella misma afirma ser muy cuidadosa con su cabello, siendo la parte de su cuerpo de la que se preocupa de verdad. Lamentablemente, eso se ve bastante arruinado por ese odioso flequillo mal cortado sobre los ojos, cuya forma es irregular. Para empeorarlo, hay otro mal corte de flequillo que le enmarca la cara y llega a la altura de sus labios: le desagrada, pero no puede hacer nada con eso. Sus labios son promedio, igual que todo lo demás en su cuerpo, de un color suave y sin nombre. Los ojos hacen gala de un color celeste pastel, puro y claro, como el cielo, y las pestañas que lo rodean no son espesas como las de las chicas Victoria’s Secret, como ella quisiera. Para peor, son tan albinas como el resto de ella. ¿Qué decir de sus dos piernas izquierdas? Son gruesas y parecen proporcionadas a la vista, pero ella es tan flacucha que parecen las piernas de alguien más y, para colmo de males, son tan cortas… Usar tacones Lady GaGa no es ninguna novedad para ella, quien desearía ser un poco más alta. Tiene que poner toda su concentración en caminar sobre tacones, porque no por nada he dicho que tiene dos pies izquierdos. Pídele bailar mientras ella use tacos, te aseguro que será esa la última vez que la verás. ¿Y sus brazos? Siguen siendo flacos, pero están un poco mejor formados gracias a la fuerza del retroceso de la artillería pesada que ella practica usar. Sí, si te da una bofetada seguro te dolerá.

Sobre la ropa, suele vestir formalmente. Luce pulcra y ordenada, con ropa elegante y no demasiado llamativa. Lo curioso es que la ropa que usa es casi tan blanca como ella misma. Las únicas variantes de color son las corbatas, que generalmente usa en tonos similares a sus ojos. Pero sí, existen esas veces que a la señorita Blackthorn le da por vestirse con otra clase de ropa menos formal y más colorida.

Si algo podemos decir de Solara, es que carece de color.

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Descripción Psicológica

La Persona

Miss Sol no destaca precisamente por su luz. Mucho menos por entregar calor, no. ¿Por qué destaca, entonces? Sinceramente, por nada. Quiero decir, ¿desde cuándo saber jugar a las cartas es algo digno de mencionar? No tiene ningún rasgo psicológico que merezca ser nombrado. Quizás su evidente atracción hacia ambos sexos, quizás su descaro para demostrarlo. ¿O tal vez la lengua virulenta y cáustica? ¿O su rara forma de ser? Tal vez hasta sea que no hay una forma de ser clara. ¿Has escuchado el nombre de Sue Sylvester o Gregory House antes? Digamos que Sol debe ser una especie de hija perdida (?) Enumeremos: manipuladora, descarada, acosadora, hiriente, ácida, desagradable, amarga, insufrible, petulante. Sí, esas son cosas que ella es y hace a menudo. No tiene una luz que brille –no, ese farol no alumbra (?)–, pues, incluso para ella, no hay algo realmente interesante en su persona, nada digno de ser compartido: ella es un espacio vacío, un agujero negro, hasta un desperdicio de oxígeno. Calor tampoco. Verán, no es nada simpática, sino que muy llevada a su idea y con cero interés de caerle bien a las personas. Ella dice y hace lo que se le viene en gana, y el resto a la mierda.
Se supone que no tiene ninguna clase de enfermedad mental –por lo menos hasta donde yo, la narradora, sabe– y a veces hasta se cuestiona si no será ella la enfermedad. Pero vamos, al final, le da exactamente lo mismo.
De verdad disfruta hacer lo que se le venga en gana y odia con todo su ignoto ser a quien le ponga algún obstáculo en su propósito de salirse con la suya. Se mueve por conveniencia y es sumamente interesada, si no te puede sacar provecho de ninguna forma ni siquiera se tomará la molestia de dirigirte una segunda mirada. Por ejemplo: si un día te encuentras colgando de la orilla del Pozo de Kola y ella puede ayudarte, no lo hará a menos que vea en ti algo que ella pueda querer. Si por casualidad no tienes nada que pueda provocar su interés y avaricia, pasará de largo o, mejor todavía, se quedará allí parada y te observará caer con una eufórica sonrisa, como una mocosa de ocho años mirando su programa favorito.
¿Y si alguna vez la ves sonriendo? Sí sonríe, generalmente lleva una sonrisa en el rostro. Pero esa sonrisa suele ser burlona e hipócrita, nada más lejos de la sinceridad. Y sí, existen las escasas veces en las que sonríe honestamente: cuando le gusta algo o se está divirtiendo en serio. Si le gustaste o interesante, sea por el motivo que sea, esa sonrisa se volverá más emocionada e irá dejando su tinte cínico.

La Amiga

¡Jajajajajajaja! ¿De verdad creíste que podría llegar a ser tu amiga? Yo no lo creo, pero existe la vaga posibilidad, siempre la hay. Sin embargo, deberías cumplir una serie de exigentes requisitos para ser seleccionado como un “amigo/a” de la señorita Blackthorn. Por ejemplo, jugar de su lado y aguantar/satisfacer sus caprichos. Y, bueno, aún así seguirá fingiendo tres cuartas partes del tiempo.
¿Qué pasa si quieres ser su amigo de verdad? Sol no es una persona a la que se le de fácil la confianza, claro que no. No es tan idiota como para ponerse en riesgo sin cubrirse las espaldas, pero a veces hace jugadas rápidas y a lo loco, no sería extraño que le saliera el tiro por la culata. Si estuviste presente en una de esas situaciones y tuviste las agallas y el valor para salvarle el pellejo, entonces te encontrarás con una Solara que, a la larga, será otra persona. Menos apática y más humana. De a poco empezará a fiarse o, más que eso, a apreciar. Confianza demostrará difícilmente: que cuente sus más perversos planes o fantasías no cuenta como confianza, sino como simple boconería o fanfarronería. La verdad, sí que puedes llegar a ser amigo de Sol, pero es tan difícil que ni la más paciente de las criaturas lo intentaría. ¿Tratarías tú?

La Mujer

Nah, con gusto me saltaría esta parte, no me agrada penetrar esta parte de ella, principalmente por el temor a represalias. Sol es complicadísima en estas materias. Su primer “amor” fue un error, el segundo una tragedia o un capricho. Da igual. El caso es que Sol no te da su calor, no comprende de esos sentimientos profundos y no conoce la confianza entre la pareja. Ella sólo es posesiva, conoce el deseo, la atracción, pero nada más allá de lo físico y tangible. Han pasado tantos años que no recuerda si alguna vez sintió eso que dicen “un calor quemándote el pecho” cuando amas a alguien. Tanto así que no halla nada más ridículo que ver a la gente enamorada. De su boca han salido palabras de amor en reiteradas ocasiones, muchas tal vez, pero ninguna ha sido cierta; sino que todas habían sido pronunciadas con el objetivo de satisfacer un mero y trivial deseo carnal. Nada le impide fingir una relación de pareja, mientras ella esté obteniendo lo que desee de esa persona.
No le pidas a Solara que te ame, no sabe qué es eso y no podría aunque lo intentara. Tampoco conoce la fidelidad, así que sería peor para aquella persona que cometiera el gravísimo error de enamorarse de ella. No hay nada que ella tenga para entregar, ella en sí no es nada en este asunto sino otro espacio vacío o una ficha lanzada al aire que no deberías esperar a que cayera. No caerá, y si te parece que sí es porque está fingiendo, y ella es buena aunque sea sólo con eso.
No sabe si llegará a enamorarse, pero le queda claro que es demasiado improbable, tan improbable como las profecías mayas. Seguramente, si eso llegara a suceder, tendría que ser de una persona que realmente sea muy, muy, pero muy especial. Y especial según lo que ella crea. Lo demás es juego.

La Educadora

Solara todavía no comprende cómo demonios llegó a ser “profesora.” Las veces que hemos conversado sobre el asunto, llegamos a la conclusión de que su libido es tan grande que necesita carne fresca para saciarla, carne nueva. Otras veces pensamos que si hay algo que le guste es el saber, el conocer. Lo cual es bastante irónico, dado que con suerte se conoce a sí misma. En el aula se muestra como alguien con la paciencia necesaria para su trabajo, nada más o nada menos. Le desagrada sobremanera el bullicio y puede ser realmente aterradora si no anda de ánimos. Sin embargo, hay veces en las que no tiene ganas de nada y le vale un carajo si hay ruido o no; dejará que los alumnos hagan lo que quieran y ella se dedicará a mirar por la ventana todas sus horas pedagógicas sin prestarle la más mínima atención a las pequeñas bestias. Pero cuando se dedica a exponer su clase, a enseñar, no tendrás absolutamente nada que decir de ella, pues si entras a su clase saldrás sabiendo, a menos de que a su clase entre un bruto por código genético. O a menos de que le de por divagar como una vil drogadicta recién fumada, hablando de cosas místicas y seres mágicos… No, entonces sí podrás decir algo de ella.
Cuidado con llegar a “agradarle” a la profesora, la única manera de enterarte si le cautivó tu sobresaliente inteligencia o la complexión de tu cuerpo será… Bien, imagino que entiendes a dónde quiere llegar.

La Traficante

Resulta que Sol también adquiere nuevos términos en sus facetas cuando tiene que oficiar como la dueña y vendedora por excelencia de toda su mercancía, las armas de A&H Inc. Cuando sabe que va a promocionar la mercancía, cerrar tratos o cualquier trámite relacionado con esto, se vuelve una hábil cazadora. Engatusa con sus palabras y hasta ella misma se insinúa, todo dependerá de si eso sirve o no para lograr los tratos que desee. No deja cabo suelto ni mono parado, se vuelve el doble de calculadora, fría, su insensibilidad se oculta con un maquillaje que puede mostrarte ternura, inocencia, confianza, seguridad… lo que quieras ver. Lo que tú desees ella te lo dará mientras eso signifique, a la larga, un beneficio para ella. Verás a una mujer refinada, con clase, elegante, de vocabulario cuidado, moralmente correcta y dándose aires de saber perfectamente lo que hace; nada de eso significa realmente que sea verdad, excepto que sí sabe lo que hace. Su fin es, además de deshacerse del interminable arsenal, acrecentar los números en su cuenta bancaria. Porque sin dinero no puede hacer de las suyas, o puede pero le es más dificultoso. Si te topaste con una tal Katja o Ekaterina Arlovskaiya, preocúpate, pues pronto tendrás un arma de artillería militar en tu haber.


Historia
“Cuando la bebé sin nombre estaba por nacer, algo terrible sucedió: su madre fue brutalmente atacada por un vampiro. Agónica, se arrastró hasta el Lago de Plata, llamado así por ser el pedestal de la luna durante las noches en las que se manifestaba con esplendor. Allí, llamó a gemidos a la Luna, reclamando su atención y, cuando la tuvo, le lloró haciéndole una promesa: si el fruto de su vientre se salvaba, ella prometía entregárselo en el futuro como ofrenda a la Luna, como su hija. Se sumergió dentro del lago, desapareciendo, y en su lugar emergió una sanguinolenta niña. Ojos de un clarísimo azul con el iris todavía no formado por completo, la piel más blanca y pálida que el alabastro. Sus cabellos también eran de una blancura impecable. La bebé fue, desde ese instante, la Luna pisando la tierra.”

Qué hermoso sería leer eso como el inicio de esta historia, ¿no? Resulta que esas son puras fantasías, y por más que sería interesante contar una historia genial que tenga mitología y tragedia, no hubo tragedia en la vida de Sol ni antes de nacer. O quizás tuvo presente la “tragicomedia” en los episodios de su vida.

¿Cómo resumir más de un siglo de vida?

Los Blackthorn eran una familia de hábiles cazadores del periodo victoriano en Inglaterra. Eran originarios de América del Norte, todos ellos, pero el padre de Sol –Jonathan Blackthorn– cambió su instituto por un par de años en Londres. Allí conoció, cómo no, a una mujer. No cualquier mujer, claro que no, sino que otra cazadora de armas tomar y de genio muy corto. Él –rubio, alto, de complexión media y ojos verdes– y ella –morena, de estatura baja, flojucha y ojos azules– no tardaron en entablar relación, más que nada porque Jonathan tenía un carácter lo bastante afable y paciente para contrarrestar los estallidos de mal genio de la mortífera Irina Mijailevna. Rusa ella, americano él, y curiosa e irónicamente, el diminutivo cultural ruso de Irina era Ira.

Contra todas las posibildades, la treintañera Irina contrajo matrimonio con Jonathan Blackthorne en el mismo Londres, a donde no llegaron los familiares debido a lo complicado de los medios de transporte en esa época. Ira ahora era una Blackthorn. Regresó a Estados Unidos junto a su marido y, al poco tiempo, queda embarazada –loquilla (?)–. Ira tenía unos treinta y cinco años cuando estaba en su último mes de embarazo. Ella había dejado la caza para cuidar al bebé aun no nacido, y eso le frustraba en parte. El día en que el bebé iba a nacer, Jonathan no estaba en casa con ella.

Los dolores aquejaron a la madre como un sinfín de cuchilladas, ella reconoció en su mente que era peor que el dolor de las heridas de una batalla y prefería cien veces aquéllas antes que éstas. Corrió al baño, desesperada y sin saber qué hacer, se le rompió la fuente en el mismo y se sentó en el retrete para que el líquido amniótico cayera. Lloró y gimió los siguientes minutos, aquel dolor le desgarraba las entrañas desde dentro y por instantes se arrepintió de haberse casado con aquel afable rubio… Hasta que el dolor pasó y sólo quedó en ella el sudor y el recuerdo del mismo. Se preguntó qué había sucedido con el bebé y cuando bajó la mirada a la cavidad, se espantó. Se levantó de un salto y observó incrédula y aterrada la blancuzca criatura en el fondo, cubierta por trozos de la placenta recién caída. No pudo contener el reflujo y vomitó dentro del retrete, sobre su recién nacida criatura. Sin dar crédito a lo que veía, Ira salió corriendo del baño y no regresó allí. Al cabo de una hora, Jonathan había llegado a casa y fue él quien, a pesar de lo asqueroso de la escena, sacó al bebé de aquel sitio ignorando lo mejor que pudo el olor y la llantería de la criatura. La limpió de toda la mugre y la alzó en brazos, sin creerse tampoco aquella piel tan pálida. Le echó la culpa Ira por ser tan idiota, alegando que la bebé se había puesto pálida por pasar una hora en el agua con el vómito de su madre y los restos del parto. Sin embargo, al contrario de Ira, no sintió rechazo por la criatura, y la bautizó Solara con la esperanza de que al menos su nombre le trajera calor si, algún día, él, su madre o nadie podía dárselo.

¿Ven? Ese fue el nacimiento de Solara. Nada genial, nada hermoso, sino que todo lo contrario… No se quejen, hice una manda y prometí ser honesta en su historia.

Como la unigénita del matrimonio Blackthorn, Sol fue la más mimada por sus padres. Con los meses, Irina fue superando su inicial rechazo a la blanca niña y tomándole más cariño, hasta que llegó a amarla de la misma forma en que su marido lo hacía. Creció llena de las más ostentosas y ridículas regalías que ella pudiera exigir, nunca se le negó nada y ese debe haber sido el peor error de sus padres. Era lógico que Sol creciera viendo a sus padres como simples medios para satisfacer su propio placer hedonista. Sin embargo, para ellos siempre habían sonrisas, abrazos y palabras bonitas, porque se daba cuenta que con eso dejaba más que pagados a sus padres. Cuando Sol tuvo unos 11 años, el matrimonio Blackthorn se retiró oficialmente de la cacería para dedicarse a su vida familiar. Con aquel retiro concretado, se embarcaron rumbo a Rusia para presentar a la niña a los padres de Irina, quienes no sabían de ella quizás desde unos 15 años. Parte de la idea de llevar a cabo un retiro y alejarse de su instituto de cazadores, era librar a Solara de tener que convertirse en una cazadora dado su linaje: tanto para Ira como par Jonathan, la pálida y voluntariosa Sol era físicamente débil para poder tomar aquella tarea.

Irse sólo empeoró la situación de Sol, quien se fue volviendo más y más demandante, exigiendo cuanto capricho se le venía en gana. Resulta que sus abuelos eran asquerosamente adinerados y muy inclinados a consentir en demasía a la menor. Curiosamente, ella ya sabía como ir manipulándolos y se comportaba bien cuando era necesario, buscando siempre la excusa ideal para obtener lo que quería.

Su vida no tuvo más giros, esa fue su historia. Nació como un animal y vivió como una malcriada muchachita que tiene todo lo que quiere. Su vida fue sin dificultades, sus padres no murieron cuando ella era pequeña, tampoco eran pobres y ella tuvo que trabajar desde temprana edad. Nada, no hay traumas en su cabeza, no hay esquizofrenia en su récord. Fue total y completamente normal, ridícula y aburridamente normal. Sus años pasaban en la monotonía de sus mimos y antojos.

Y así hasta que llegó a la adolescencia. Todavía vivía en Rusia y se empezó a mezclar con la demás sociedad. Deseosa de vivir y experimentar más cosas, hacía a escondidas cuanta locura se le ocurría. No es que despreciara a sus padres, algo de cariño les tenía, pero nunca les tomó el peso adecuado y al final sólo eran esa especie de títeres a los que les tomas afecto luego de tanto jugar con ellos.

Solara Ekaterina –segundo nombre otorgado por su madre– respiraba y vivía por sí misma. Su anhelo de libertad era ridículo, pues tenía suficiente bajo la mano de sus padres. Aun así, se interesó por todas aquellas cosas que sus padres le habían dicho desde pequeña que no debía involucrarse. Ella era terca y se regodeaba en llevar la contraria: corrompió su moral, se involucró en ocultismo y cuanta cosa se le cruzó por la mente. Sólo con el fin de satisfacer su propia avaricia, su lujuria y sus ansias de cosas nuevas.

Es importante destacar que Jonathan e Irina no fueron malos padres. Quizás fueron demasiado buenos, de corazón blando y muy compasivos: como no sabían qué era lo que padecía la menor que le forzaba a lucir ese color y porqué razón su cuerpo era más débil en fuerza que los demás de niñas promedio de su edad, optaron por ser amables con ella, gentiles y consentidores. De todas formas, fueron cuidadosos en enseñarle cómo comportarse, en guardar la compostura, enseñarle ciencias y letras y también moral y religión.

Pasa que era Katja la porfiada de cabeza que lanzó todo por la borda y prefirió seguir lo que ella deseaba, aunque se aguantaba las horas diarias con sus padres para que no se quejaran demasiado. No había nada que a ella le importara de verdad.

Eso cambió cuando andaba por eso de los 23 años. Ella no trabajaba en nada, era una mantenida de su familia, y poco o nada había cambiado. Pero conoció a un hombre y Sol empezó a cambiar sistemáticamente: si salía, era para encontrarse con él; si pedía algo, era para obsequiárselo o impresionarle usándolo ella. Parecía más calmada, pero sólo lo parecía.

Estando con él, la cosa era distinta. Sol se movía en un tormentoso mar de lujuria y un sentimiento desconocido hacia aquel hombre. La piel de aquel tipo era pálida, pero no tanto como la propia, sus ojos eran de un color café vino muy peculiares. Hacía cosas extrañas, improbables… Con el tiempo ella misma descubrió que era un vampiro y eso sólo la empujó más hondo en su deseo. Mantener relaciones con algo que su padre destazaría le llevaba al borde del éxtasis. Y aquel vampiro, cuyo nombre o apellido no diré en caso de que la familia aún sobreviva, no desaprovechó la oportunidad de saciar con ella sus apetitos más básicos.

La sangre no faltaba entre ellos y Sol se prestaba para el juego con entusiasmo. Poco antes de sus 25 se le ocurrió pedirle que el joven vampiro le mordiera de una vez, y él lo hizo a pesar de las consecuencias. Esa fue una de las últimas veces que lo vio. De a poco, Sol fue notando que algo cambiaba en ella. ¿Era un embarazo? ¿Alguna rara enfermedad del clima? Sintió sed, su garganta cerrada y ardiendo; entonces supo lo que había ocurrido. Aquel vampiro era de sangre pura y ella, ciega y estúpida, había aceptado ser su mascota de emergencia. Ella había sido semi-convertida y necesitaba beber de la sangre de él para no perderse a sí misma. En vez de aterrorizarse y arrepentirse de sus actos, quedó extasiada con el nivel de corrupción que había alcanzado y sólo deseaba más, seguir adelante, conquistar el siguiente nivel.

Pero lo único que conquistaría sería la locura de un nivel E si es que no se movía rápido.

Buscó al vampiro que fuera su amante hasta que lo encontró. Con total descaro, montó semejante y descomunal escena, alegándose como la amante de aquel vampiro y contando de amorosas y pasionales promesas que él jamás había hecho, consiguió que el patriarca de la familia, escandalizado y desagradado por completo de la histérica albina, mandó a su hijo a que completara la transformación. Este, de mala gana, le dio a la blanca mujer lo suficiente de su sangre para prevenir que en el futuro ella cayera en el nivel E. Además de eso, chantajeó con revelar el secreto a los cazadores, pues era su linaje y con esto consiguió que se le dejara a cargo de una familia de nivel B sirvientes de los puros. Desde aquel día, ella jamás volvió a saber de él. Tampoco de sus padres, pues sólo avisó mediante una escueta misiva que se marchaba de su lado para vivir por su cuenta.

La voluble mujer siguió con su vida, era lo único que quería. Meses luego comprendió que se había enamorado de aquel puro, pero poco le importaba pues ya estaba en el olvido. Ahora estaba muy concentrada en su nueva familia.

Esta familia, los Arlovskaiya, estaban metidos en todo lo que era el tráfico de drogas, armas, municiones y derivados. Estaban en el auge de la tecnología y junto a una familia de humanos, los Hekmatyar, se dedicaban a estos andares. Entre ambos formaron la A&H Inc. Sociedad conjunta de Arlovskaiya y Hekmatyar asociados. De ellos Sol heredó el raro gusto por las armas, el conocimiento de las mismas y una jugosa cuenta bancaria. Con el tiempo, los Arlovskaiya y Hekmatyar originales fueron desapareciendo, siendo ella la única directa de ambas familias que acabó por heredar toda la jefatura del tráfico.

¿Para qué seguir detallando? Basta con decir que se quedó estancada en los 25 años físicos, mismos que bordeaba cuando fue convertida. La historia no la aprendió, la vivió. Observó de cerca todos los sucesos más importantes de la historia: las distintas Revoluciones, las Guerras Mundiales, hasta vivió en el Palacio de Invierno para el tiempo de la Revolución Rusa. Y vivía allí por una muy concreta razón: su simpatía por Rasputín, participando activamente de sus “enseñanzas” a base de las más ilimitadas orgías de todo tipo. Claro, se saltaba las enseñanzas a la hora de rezar.

Ella, como parte del A&H Inc., dotó de armas a todos los contendores de las revoluciones y guerras. En la segunda Guerra Mundial, ella proveyó de armas tanto a EUA como a Rusia. Disfrutó ver lo que hacían los juguetes de la familia. Hasta llegó a trabajar con Doofenshmirtz Evil Inc. (?)

No hablemos más del tema. Pero, ¿qué fue de ella luego? Digamos que, a medida que el hombre iba degradando su moral con el avance del tiempo y la tecnología, ella también lo hizo. Aprendió todo lo que le había exigido el formar parte del tráfico de armas y estupefacientes, pero eso le fastidiaba. Había renegado de ser vampiro, le aburrió con los años. Sangre no le faltaba, en sus desenfrenos obtenía la sangre de sus amantes o simplemente la tomaba por fuerza de cualquier persona.

Pero para evitar que su estado de ánimo decayera en el suicidio mental, decidió recordar lo que más le agrada hacer de joven y, como si no lo hubiera hecho durante todos su años de vida, siguió yendo de antro en antro. Fueron tabernas, pubs, bares y discotecas las que fue visitando conforme se volvían más sofisticadas y albergaban con más pasión el libertinaje dentro de sus paredes. Hasta que conoció los casinos, culmen actual de su “pasión.” Le encantó la gran variedad de juegos de azar, cómo las prostitutas se paseaban como las más finas damas junto a los viciosos jugadores que las alquilaban, el aspecto que tenía todo allí. Aquella era como su casa.

Le tomó rápidamente el ritmo a los juegos de azar, volviéndose hasta habilidosa con los naipes y todo lo que tuviera que ver con el asunto.

¿Y cómo llegó a Cross? De aburrida, obviamente. Si bien le siguen gustando los casinos, le empezó a faltar algo más. El saber de un lugar donde vampiros y humanos convivían juntos le llamó la atención poderosamente, la principal razón era saber qué cosa divertida podría haber allí. Haciéndose de un título universitario actual que acreditara sus conocimientos y con impecables cartas de recomendación extendidas a la fuerza por sus más atemorizados y manipulables compradores, se presentó ante Cros…

Actualmente, también provee de armamento a la Asociación de Cazadores cuando se lo piden y del tipo de armas que pidan.

Habilidades y Equipamiento

Bohemien

Luego de tanto años de frecuentar tabernas, antros, pubs y casinos ha desarrollado la habilidad de una arquetípica persona viciosa, borracha y adicta al juego. Es, claro está, una parodia de habilidad y, al mismo tiempo, puede ser uno de los limitados puntos más destacables de ella. La habilidad oscila entre los naipes, los juegos de azar, el alcohol y las mujerzuelas (?)

Técnicas

Celeridad:
Con los naipes es rapidísima y de agilidad poco usual. Revolviendo la baraja no hay quien le gane, menos haciendo trucos con ella. Esta habilidad le permite revolver teatralmente las cartas y repartirlas en tiempo récord. En un nivel más alto, puede usarlas como armas sólo en caso de que los naipes sean plastificados en duro, entonces la velocidad de su lanzamiento permitirá crear heridas y cortes menores a unos de segundo grado. No puede cercenar miembros, como quisiera, y si usa el naipe como arma –cosa muy poco frecuente– sólo puede lanzarlo en un rango de 2mts. como máximo. La velocidad del naipe dependerá estrechamente de su material, su uso y las condiciones climáticas: el viento desvía al naipe de su trayectoria, lógico.

Delibo:
Beber es de las cosas que más le gusta y, seguramente, le seguirá gustando. Beber sangre y bebidas alcohólicas, y su cata es refinada y particular. El delibo es muy infrecuente entre los vampiros y nace desde su sobreexpuesto paladar, otorga una afinidad con la sangre bastante grande. Con esto, ella aumenta su afinidad con la sangre de lo que podríamos llamar su olfato, aunque más bien es una precognición o un sentimiento, hasta niveles altos. Donde un vampiro deberá probar la sangre para poder decir de ella lo que su sentido del gusto le permita, ella puede mediante la simple cercanía obtener mucha mas información. Como extra, esto le permite ser más resistente a la embriaguez del alcohol que el común promedio de cualquier otra criatura. Es una técnica pasiva y su limitación es acorde a la distancia y la visión, siendo el máximo para ser utilizada exitosamente de 4mts. exactos sin ser la visión bloqueada por nada.

Anti-Azar:
Quizás has oído del anti-psy. Bien, ella es anti-azar. Y esto se aplica a un montón de cosas de su vida y no sólo a los juegos, pero en esto último su aplicación es más frecuente que en las demás cosas. Le encantan los juegos de azar, sí, pero eso no significa que ella se apegue al agudo sentido del humor del universo. O, vale, no siempre y menos cuando no le conviene. Es capaz de reconocer un mazo de cartas, naipe por naipe, incorporando su peso y textura con tal de repartir a quien le de la gana las cartas ganadoras, también repartirle a quien quiera las peores cartas sin que eso signifique que deje ganar a alguien. Adivina las jugadas, predice y no sólo en el póker, también en las ventas de armas, las clases que imparte y absolutamente todo.
Esto se ve muy atenuado cuando el Delibo ha actuado demasiado y ofusca el Anti-Azar. Es decir, esto funcionará mientras no esté borracha, distraída o eufórica pensando en otra cosa además de lo que quiera enfocar en el AA.

Equipamiento

Lleva un revólver sencillo, básico, sin mucha ostentación atado al muslo bajo la falda. Lo arrastra no porque sea necesario, sino porque le parece patético que la cabeza de A&H Inc. no lleve una consigo. Realmente no la usa, sino que la tiene para lucirse y ya. Incluso más que eso, en el fondo esta arma es como el osito Teddy de un muchachito pequeño.
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


■Durante la noche, todos los vampiros son pardos. ■


avatar
Solara Blackthorn
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 15/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Solara Blackthorn [ACEPTADA]

Mensaje por Dino Herondale el Lun Oct 22, 2012 8:01 am

Ah mierda, que ficha más sersi. Sinceramente me supera~

Aceptada [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]y sí, con tu pj quiero un rol jijiji
avatar
Dino Herondale
Cazador
Cazador

Cantidad de envíos : 331
Edad : 23
Materia : Historia, Ciencias Sociales e inglés.
Empleo : Gigolo (?) mentira, Inquisidor :D
Fecha de inscripción : 19/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.